10 razones por las que debes cuidar tus problemas de próstata

epilobium

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino del tamaño de una nuez (aproximadamente 3 centímetros y 20 gramos), ubicada debajo de la vejiga y delante del recto.

La importancia del buen funcionamiento de la próstata

Su función principal es producir líquido prostático y verterlo en la uretra. Interviene en el momento de la eyaculación -ya que el líquido prostático se mezcla con el semen, favoreciendo la movilidad de los espermatozoides- y además actúa a modo de válvula, impidiendo orinar y eyacular simultáneamente.

Puede que la mejor forma de explicar las razones por las que debes cuidar tus problemas de próstata, la importancia de una prevención adecuada y los motivos para atender y tratar los primeros síntomas, sea mostrando a modo de decálogo los trastornos y consecuencias de no hacerlo.

Qué evitas cuidando tus problemas de próstata

Dificultades en la micción: son la causa más frecuente de consulta en Urología, y gran parte de ellas se deben a la hipertrofia benigna de la próstata. El aumento de tamaño de la glándula prostática ejerce presión en la vejiga reduciendo su tamaño, -provocando la necesidad constante de orinar o incontinencia por urgencia o rebosamiento- o presionar e incluso obstruir la uretra, ocasionando incapacidad para iniciar o detener la emisión de orina, pérdida de fuerza en la micción, retención urinaria y dolor o ardor al orinar.

– Complicaciones urinarias más serias, como infecciones.

– La prostatitis (inflamación de la próstata) y su cronificación. Puede ser asintomática y estar causada o no por microorganismos. Las bacterias responsables de prostatitis suelen ser las mismas que provocan infecciones de orina, ya que viajan desde la vejiga o la uretra hasta la próstata. Algunos factores de riesgo, además de las infecciones de orina, son los sondajes vesicales, traumas locales, enfermedades de transmisión sexual, etc.

– La disfunción eréctil y otros problemas de carácter sexual, como dolor durante la eyaculación.

Problemas de pareja derivados de los anteriores.

– Tener que hacer cambios drásticos en la dieta (por ejemplo suprimir las grasas saturadas, el alcohol, estimulantes, etc), lo que ocurriría si se llega a establecer una patología. Para no llegar a ello, suplementos alimenticios como epilobium influyen positivamente en la próstata y vías urinarias, siendo recomendable su consumo a modo de prevención.

– Repercusiones en el ámbito laboral: si la afección prostática produce incontinencia urinaria severa y el trabajador tiene que ausentarse repetidamente a lo largo de la jornada, puede verse afectado seriamente el normal desarrollo de su trabajo.

– Repercusiones en el ámbito social: limitaciones derivadas de los trastornos urinarios.

– Efectos psicológicos en el individuo: como consecuencia de lo anterior, la autoestima y bienestar psicológico del afectado pueden verse mermados.

– La mayoría de casos de hipertrofia de próstata son de carácter benigno y no requieren tratamiento ni cirugía, pero hay un porcentaje de ellos que evolucionan a cáncer de próstata. Si se detecta en los primeros estadios de la enfermedad, la posibilidad de curación es prácticamente del 100%. Las pruebas para su diagnóstico consisten en una analítica de sangre y una exploración urológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *