5 razones para reciclar los cartuchos de tinta

Los cartuchos de tinta de las impresoras y los tóneres son productos fácilmente reutilizables. El uso de cartuchos y tóneres ya usados y que se han rellenado está cada vez más extendido porque con ello todo son ventajas, tanto para el consumidor como para la sociedad y el medio ambiente. En este artículo te damos cinco razones para darle una segunda oportunidad a los cartuchos de tinta.

Motivos para reciclar cartuchos y tóneres

Evitan la contaminación

Aunque estén vacíos, los cartuchos de tinta contienen sustancias muy nocivas para el medio ambiente. Entre estas se encuentran plomo, arsénico, carbono, hierro y aluminio, entre otras. Esto obliga a realizar un tratamiento muy cuidadoso para evitar que estas sustancias perjudiquen la naturaleza. Por este motivo, si rellenas los cartuchos, evitas que puedan acabar en un lugar indeseado. Si acaban en un vertedero, el tóner necesita hasta 450 años para descomponerse. Y si su destino es una incineradora, todas estas sustancias acabarán en el aire que respiramos. Por cada cartucho reciclado se calcula que se evitan 1,5 kilos de residuos.

Ahorran petróleo

Para fabricar un tóner de una impresora láser se precisan, aproximadamente, más de tres litros y medio de petróleo. Si rellenas el cartucho, consigues un importante ahorro de petróleo, ya que una parte de su uso es para la tinta, pero otra parte muy importante se destina a fabricar el plástico del recipiente de la tinta. También se ahorran todos los metales y materiales que se usan para fabricar los microcircuitos de cada cartucho y que son muy difíciles de obtener.

Funcionan igual

Los cartuchos rellenados funcionan igual que los originales. La única diferencia es que cuando se utilizan en una impresora no es la primera vez que lo hacen. Pero los diferentes circuitos electrónicos y las piezas de los cartuchos y tóneres de las impresoras están sobradamente preparados para soportar las impresiones de diferentes ciclos de llenado de su depósito de tinta. En general, se establece que el límite de ciclos está entre seis y siete llenados. Y, para evitar problemas, muchas veces se garantiza el cambio del cartucho o tóner no original, en caso de que no funcione de forma correcta.

Integración social

Reciclando los cartuchos de tinta por medio de la empresa Lasercart contribuyes a la creación de empleo para personas con discapacidad que lo tienen más difícil para acceder al mercado laboral. Y es que se trata de un centro especial de empleo autorizado como gestor de residuos no peligrosos. La empresa está especializada en la recogida y rellenado de cartuchos de tinta y su posterior venta a las empresas para que sean usados de nuevo.

Ahorran dinero

Finalmente, un motivo también de peso para reutilizar los tóneres y cartuchos es el ahorro económico. El rellenado de los cartuchos es mucho más barato que su completo proceso de fabricación. Por este motivo, el uso de cartuchos reciclados te ayuda como consumidor, ya seas particular o empresarial, a tener un importante ahorro de dinero cada vez que imprimes una página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *