¿Es cierto que la tecnología merma nuestra memoria?

En estos últimos años nos hemos encontrado toda una serie de datos que atacan al mundo de la tecnología de alguna u otra manera dejándola mal parada.

Uno de los rumores que más solemos escuchar es que el uso de la tecnología de manera constante podría llegar a afectar a nuestra memoria. De hecho, hasta según parece, existen algunos estudios que lo confirman.

¿Bulo o realidad? Vamos a ver los argumentos que tenemos para poder desmontar o afirmar la teoría.

El impacto de la tecnología sobre la memoria

Si viajamos al año 2008 nos encontramos con un libro muy polémico con título ¿Nos vuelve estúpidos Google? escrito por Nicholas Carr y quizá, ha sido el texto que más repercusión ha tenido a la hora de extender este hecho.

Se trataba de un libro que se escribía en forma de queja (en primera persona) y que aseguraba que Internet tenía la capacidad para poder robarle su capacidad de concentración y que le impedía permanecer constante en un tema determinado.

Sin embargo, en muchos fragmentos del texto nos encontramos con apartados que se relacionan directamente con el dicho de todo tiempo pasado fue mejor. Lo que parece indicarnos que estamos ante una persona que quizá, estuviera algo estancada en el pasado y no entendiera todas las ventajas de las nuevas tecnologías.

Hace poco recibimos un estudio-encuesta realizada por el antivirus Karpesky a través del cual se concluía que Internet y algunos buscadores como Google, serían capaces de dejarnos sin recuerdos y sin nuestra preciada memoria. 

Los creadores de este estudio afirman haber entrevistado a nada menos que a 6.000 europeos para poder determinar el uso que le dan al buscador. En un momento de la entrevista, les ha preguntado si son capaces de recordar números de teléfonos cómo los de sus hogares, de sus hijos, de su oficina, o de algunos de sus familiares. La gran mayoría de ellos ni los recuerdan.

Ahora bien, esto tiene su explicación y está lejos de tener que ver con una alteración de nuestra mente para poder recordar. Cuando tenemos un nuevo número de teléfono que vayamos a necesitar utilizar de cara al futuro, lo primero que haremos será introducirlo en la agenda de nuestro teléfono móvil. De esta manera, ni tan siquiera hemos tenido tiempo para poder familiarizarnos con él. Lo hemos visto en un momento y al siguiente ya estaba en la agenda.

No es que nuestra capacidad de concentración sea inferior, es que no la queremos utilizar.

Ahora bien, esto no ha cambiado demasiado en comparación con cómo eran las cosas anteriormente. En el pasado utilizábamos libretitas para poder almacenar esos números de teléfono y siempre que teníamos que llamar, las teníamos bien a mano.

No existe ninguna evidencia real de que sea verdad que la tecnología afecta a nuestra mente. Por lo general, es más fácil achacar la pérdida de memoria al uso de la tecnología que a problemas de salud. ¡¡Que no te engañen!!

The following two tabs change content below.

Diez Razones

En Diezrazones.es estamos apasionados por la tecnología porque es un campo del cual no dejas de aprender gracias a la cantidad y velocidad de creación de herramientas, dispositivos y demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies